"Siempre autónoma. Por mi patria educaré."
Bienvenido(a)
UASLP

Informes:

Dr. Marco Ulises Martínez Martínez


Contacto:

marcomtzmtz@hotmail.com


Información adicional:

Sede hospitalaria Hospital Central "Dr. Ignacio Morones Prieto"


Medicina Interna


La Medicina Interna como actividad médica existe desde la antigüedad. Gran parte de los médicos chinos, hindúes, persas, griegos y otros, desarrollaron actividades curativas con diferentes sustancias activas y cambios de conducta, sin la intervención de elementos quirúrgicos. En la medicina del siglo XVIII y XIX, la mayoría de los grandes médicos realizaron una doble función: curar con diversas sustancias químicas naturales o sintéticas y con algunos procedimientos quirúrgicos limitados.

 

 A finales del siglo XIX comenzó a desarrollarse la medicina hospitalaria, muy unida a las clínicas universitarias. Surgió con ello una nueva orientación en la medicina general más ligada a las ciencias básicas biomédicas y a la experimentación, que recibió el nombre de Medicina Interna.

 

La denominación de Medicina Interna tuvo su origen en Alemania en 1880. En ese año, Strumpell escribió el primer tratado de Enfermedades Internas y 2 años más tarde, en Weisbaden, se celebró el I Congreso de Medicina Interna. Se quería indicar un campo de la práctica médica en el que los conceptos se basaban en el nuevo conocimiento que emergía en fisiología, bacteriología y patología, así como la exclusión de los métodos quirúrgicos en la terapéutica empleada. Este nuevo campo, también llevaba la connotación de una formación académica y un entrenamiento, así es como estos médicos podían hacer de consultantes de otros especialistas.

 

El concepto moderno de la Medicina Interna, se inicia con Sir William Osler, quien la separó de la cirugía, la pediatría y la gineco-obstetricia, considerándola como la actividad médica que resolvía problemas de salud en base a una técnica clínica, fisiopatológica y farmacológica muy depuradas y que sirvieron de modelo para el futuro desarrollo de las otras áreas de la medicina.

 

Osier, en 1887, decía: "Desearía que hubiese otro vocablo para designar al muy amplio ámbito de la práctica médica, después de que se separa a la cirugía, a la obstetricia y a la ginecología. Aunque [la medicina interna] en si misma no es una especialidad, comprende por lo menos a media docena, y quienes la cultivan no pueden ser llamados especialistas, pero ostentan sin reproche el buen nombre de "doctor" en contraposición a médicos generales, cirujanos, obstetras y ginecólogos".

 

El internista ha sido considerado, desde entonces, el clínico por excelencia, el ejemplo del médico en cualquier época histórica. Dentro de este campo quedaron excluidas las enfermedades quirúrgicas, las obstétricas y las pediátricas, que asimismo, constituyeron otras especialidades. Estas, junto a la Medicina Interna han sido consideradas, desde esa época, como especialidades básicas.

 

 

Contexto nacional

 

La historia de la medicina interna mexicana es reciente y tiene sus orígenes en el México independiente, cuando siguiendo las ideas europeas se creó el Establecimiento de Ciencias Médicas en 1833. Tenía en su plan de estudios las asignaturas de Clínica Interna (primero y segundo curso) y Patología Interna, impartida también en dos cursos. La fundación de este Establecimiento ocurrió por mandato del Presidente de la Republica, Dr. Valentín Gómez Farías, encargado del poder ejecutivo durante la ausencia del Presidente Antonio López de Santa Ana.

 

El Hospital General de México a su nacimiento se dividió en pabellones, alguno de ellos fue asignado para atender a pacientes con problemas no quirúrgicos, unos en torno de una enfermedad y otros alrededor de un órgano, aparato o sistema. A la llegada de los doctores Ignacio Chávez y Salvador Zubiran al Hospital General se revitalizó la búsqueda de la calidad a través de la academia y el concepto de "Medicina Interna", aunque por influencias de la época y probablemente por razones pragmáticas, se hizo en áreas dedicadas a algunas subespecialidades como la cardiología. Se marcaron algunos lineamientos que pronto dieron resultados, como es la fundación de la carrera de "medico de hospital", cuyas reglas establecen realmente un sistema competitivo escalafonario y con estímulos y reconocimientos curriculares, que de alguna manera persisten hasta la fecha.

 

Desde 1954 se iniciaron los programas de residencias médicas en los hospitales más importantes del país. Sin embargo, fue hasta 1967, cuando la UNAM incorporó a sus cursos de especialización médica el de Medicina Interna.

 

 

Contexto local

 

En nuestro estado, en la ciudad de San Luis Potosí se inició la actividad formativa de médicos internistas en 1963, fecha en que ingresaron a la Facultad de Medicina y al Departamento de Medicina Interna del Hospital Central un grupo de médicos entusiastas con estudios de posgrado en el extranjero. Fue hasta el 31 de julio del 1976, cuando la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, otorgó por primera vez reconocimiento oficial universitario a 6 residentes, entre ellos a 1 de medicina interna, recibiendo su diploma a manos del Rector Lic. Guillermo Delgado Robles.


Objetivos y Metas.

Objetivo general.

 

Formar profesionistas de alta calidad con capacidad de: conocer las bases fisiopatológicas, dignosticar, tratar, evitar daños secundarios, rehabilitar y prevenir los problemas de salud de la población adulta; utilizando conocimientos científicos en el marco de los estándares más elevados de ética y humanismo.

 

 

Objetivos específicos:

 

Objetivos cognitivos

Formar médicos especialistas en Medicina Interna:

  • Con conocimientos profundos y actualizados de las enfermedades que afectan a los adultos, con la apropiación de técnicas y habilidades necesarias para la adecuada atención clínica del paciente adulto en nuestro país.
  • Con capacidad de autoaprendizaje para estar constantemente actualizados ante los retos que el devenir de las ciencias médicas demanda.
  • Que tomen decisiones basadas en evidencias científicas al utilizar los recursos preventivos y de atención médica.

 

Objetivos psicomotores:

  • Capacitar a los médicos internistas en la realización de las maniobras básicas y avanzadas necesarias para el mantenimiento de la vida y la función de los adultos y con fines de diagnóstico o terapéutico, que incluyen entre muchas otras: maniobras de reanimación básica y avanzada, colocación de dispositivos intravasculares, obtención de muestras de tejido y fluidos para análisis, colocación de dispositivos intraabdominales, etc.

 

Objetivos en el área de Docencia e Investigación:

  • Formar profesionales capaces de comprender la trascendencia que tiene la transmisión de los conocimientos a otros profesionales de la salud, a los pacientes y a la población en general.
  • Formar profesionales capaces de comprender la trascendencia que tiene la investigación en la prevención y tratamiento de las enfermedades de los adultos, con un nivel de conocimientos suficientes que les permita abordar proyectos de investigación de un modo autónomo.

Objetivos Afectivos.

  • Fomentar la interacción del médico en formación con el equipo de salud en un ambiente co-participativo, propositivo y resolutivo con: enfermeras, técnicos, químicos farmacobiólogos, personal de servicios básicos, estudiantes, médicos adscritos, personal administrativo y otros.
  • Aprender a valorar la visión que el enfermo tiene de su propia enfermedad, con un abordaje psico-social, integrador, que busque la máxima calidad, seguridad y utilización costo-eficiente de los recursos de que dispone.

 

Objetivos en el área de Administración

  • Tener los elementos básicos de organización para: el autoaprendizaje, exposición de casos clínicos, preparación de sesiones de tópicos selectos, análisis crítico de documentos científicos y el desarrollo de proyectos de investigación; entre otros.
  • Capacidad de ser líder de opinión con objetividad en los tópicos de su área de conocimientos.
  • Respetar y velar por el cumplimiento de los principios éticos en el proceso de atención a los pacientes.

 

 

Metas

Metas a corto plazo:

  • Obtener la certificación por el Consejo Mexicano de Medicina Interna del 100% de los egresados en cada ciclo escolar y mantenerlo.
  • Mantener la certificación vigente del 100% de los profesores participantes en la Especialidad de Medicina Interna.
  • Impulsar la investigación de profesores y residentes para publicar los resultados en revistas de alto impacto.
  • Mantener el reconocimiento como posgrado consolidado en el PNPC del CONACYT.

     

A mediano plazo:

  • Impulsar a los profesores del programa a someterse a evaluación por organismos como el PROMEP o el SNI para dictaminar su grado de habilitación y obtener reconocimientos por estos organismos.
  • Afianzar los vínculos con otras instituciones académicas y hospitalarias para impulsar la movilidad de profesores y residentes.
  • Presentar en un foro de profesionistas (Congreso de Medicina Interna o de una de sus Subespecialidades), al menos el 50% de los trabajos de investigación de los residentes.
  • Integrar residentes extranjeros al programa de Especialización en Medicina Interna.
  • Mejorar el reconocimiento como posgrado en el PNPC del CONACYT para conseguir la internacionalización de la Especialidad.

     

     

A largo plazo:

  • Obtener el grado de Competencia Internacional en el Padrón Nacional de Posgrados de Calidad.
  • Difundir el 100% de los trabajos de investigación de los residentes en foros nacionales, internacionales o publicación en una revista.
  • Publicar en revistas indexadas, al menos el 20% de los trabajos de investigación de los residentes.
  • Fomentar el intercambio académico nacional e internacional de profesores y estudiantes.

 

Metas del programa académico:

    • Ser considerado uno de los sitios de excelencia académica con reconocimiento nacional e internacional para la formación de médicos en la especialidad en Medicina Interna​, cuantificado a través de la obtención y mantenimiento del reconocimiento del Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC), de la pertinencia del programa y de las publicaciones indizadas de trabajos científicos de sus egresados.
    • Incrementar la investigación clínica en Medicina Interna cuantificado mediante la producción científica del grupo de investigación del Hospital Central "Dr. Ignacio Morones Prieto" y de la Facultad de Medicina de la UASLP.
    • Fortalecer la vinculación con otras dependencias de educación superior, para que se cuente cuando menos con 3 convenios con otros hospitales sedes en la preparación de alumnos de la especialidad.

​ 


Información Adicional
Enlaces Relacionados
Programas Institucionales
Accesos

UASLP

Universidad Autónoma de San Luis Potosí

Av. Venustiano Carranza 2405 Colonia Los Filtros, C.P. 78210 Tel. (444) 8262300 ext. 6619 San Luis Potosí, SLP medicina@uaslp.mx
© Todos los derechos reservados.

UASLP

Universidad Autónoma de San Luis Potosí

Av. Venustiano Carranza 2405 Colonia Los Filtros, C.P. 78210 Tel. (444) 8262300 ext. 6619 San Luis Potosí, SLP medicina@uaslp.mx
© Todos los derechos reservados.